6 abr. 2013

Ted (2012)


El oso

Un niño solitario sueña con tener un buen amigo, un día recibe un regalo que resulta ser un osito de peluche, el niño desea que sea su amigo para siempre y a partir de ese día lo acompañará siempre.
Lo que comienza como un cuento para niños ideal, se desvía hacia una historia gamberra y disparatada, que sorprende y llega a hacer pasar buenos momentos.
Sorprende que tras la angelical apariencia de un osito de peluche como Ted, se encuentren palabras mal sonantes, un estilo de vida dedicado al sexo y a las drogas, que dotan al personaje del oso de peluche de un carisma especial.
La historia se pasea por la previsible comedia romántica, en la que una parte de la pareja presenta signos inequívocos de inmadurez, mientras que ofrece diversas situaciones de diversión y entretenimiento, con un pasaje terrorífico que desentona con el conjunto del relato.
El personaje del oso Ted llena la pantalla y capta el interés del espectador, con sus comentarios sarcásticos e irónicos y su descaro, formando una pareja perfecta con la sorprendente participación de Mark Whalberg en un papel de estas características, ofreciendo su sentido del humor al papel.
Lamentablemente la sorpresa inicial de la presencia del oso Ted se desvanece progresivamente, dando lugar a innumerables situaciones predecibles, donde la chispa de los diálogos se pierde en el empleo abusivo de un sentido del humor escatológico.
En el momento que empieza a emplearse la palabra pedo como algo gracioso, cae en picado hacia un humor grotesco, en el que los dobladores aportan su granito de arena al descalabro, con el empleo de frases propias del país de pandereta en el que nos encontramos.
La historia entra en la monotonía y lo previsible, abusando del apartado dedicado a la película de Flash Gordon, en el que aparece haciendo un cameo su viejo héroe, por él que los protagonistas tienen especial predilección.
Los efectos especiales empleados para generar los movimientos e interacciones del oso Ted son convincentes, aunque no sorprendentes, puesto que ya se presentó un oso parlante en Inteligencia artificial.
Cine de entretenimiento que ofrece momentos de diversión hilarantes, aunque en su conjunto resulta irregular y que tiene su punto fuerte en el oso Ted.

0 comentarios :

Publicar un comentario