16 ago. 2013

El dormilón (Sleeper) (1973)



Manda narices

Woody Allen presenta la historia de un hombre que tras pasar doscientos años en hibernación, despierta en un futuro dominado por un gobierno totalitario y de él dependerá el futuro de una nación.

Allen sigue la tónica del humor chispeante y dinámico presentado en sus comienzos, apoyado en situaciones psicodélicas que le permiten ofrecer una parodia inteligente de las producciones futuristas que estaban en boga.

Realiza un guiño a producciones de la categoría de 2001 odisea en el espacio y a la sociedad presentada en la película 1984, siendo capaz de otorgarle un toque de humor genuino con el que ofrecer momentos verdaderamente hilarantes. Se aprecian las influencias del cine mudo cómico de Búster Keaton y Charles Chaplin, presentando situaciones de enredo cómicas, acompañadas por una banda sonora propia de un amante del Jazz como es Woody Allen.

El mundo futuro que presenta, resulta convincente y los avances tecnológicos que ofrece, le permiten desarrollar multitud de situaciones cómicas con las que otorga una visión irónica del comportamiento del ser humano que ¡manda narices! vuelve a vivir los errores del pasado con un gobierno totalitario.








0 comentarios :

Publicar un comentario