22 ago. 2013



Aceptar el paso del tiempo

Robert Zemeckis (¿Quién engañó a Roger Rabbit?), ofrece una sátira en clave de humor sobre la importancia de la apariencia física y la juventud, que deriva en una obsesión enfermiza por la estética, presentando las tendencias actuales de una sociedad inundada por los cánones de belleza que llegan a esclavizar.



Logra ofrecer un vehículo de entretenimiento y diversión apoyándose en unos efectos especiales ganadores del Oscar, que abrieron nuevas puertas para la imaginación de los guionistas.



Cuenta en su reparto con la ganadora del Oscar Meryl Streep (Los puentes de Madison), que se ríe de cualquier complejo, con el que indirectamente critica la falsedad existente entre compañeros de profesión, dejando entrever la falsedad y la hipocresía de la sociedad. Forma una pareja cómica perfecta con Goldie Hawn (Flor de Cactus), juntas plasman con sentido del humor una amistad llena de envidias y rencores de la que saltan más que chispas.



Lejos de quedarse atrás, Bruce Willis (Jungla de cristal),  consigue participar en una comedia, saliendo airoso, gracias a ese aire de ingenuidad que otorga a su personaje, un hombre esclavizado por dos perversas drogadictas de la cirugía estética y de la imagen. Goldie Hawn, debería haber aprendido algo de la lectura que se saca de esta historia, ya que con los años ha sucumbido a las tendencias de la cirugía estética, intentando mantenerse joven y radiante, convirtiéndose en una caricatura de sí misma y un calco del personaje que interpreta.



Un entretenimiento de primera, lleno de ironía y sarcasmo, que ofrece momentos repletos de humor ácido y un mensaje prometedor, el de disfrutar de cómo es uno mismo y aceptarse como tal.





1 comentario :

  1. La primera vez que vi esta película fue en el 2000, siendo un pendejo de 10 años ya tenia un tiempo mirando filmes de horror (que devoraba en mi aparato de vhs, conectado a la vieja e incombustible tv Sony modelo 1979), fue en una vuelta por el videoclub que alquile "la muerte le sienta bien", ya que no estaba disponible la primera opción ("la gente tras las paredes"), al poner la cinta aquella noche me encontré con una grata sorpresa: era como ver un capitulo extendido de "Cuentos desde la cripta", el mismo gusto malsano y bizarreria, se notaba y mucho la mano del sr Zemeckis, con unas escenas dignas del horror americano de los 50 (tan de los cómics de la E.C) y guiones simples pero cargados de dramatismo caricaturesco...en resumidas cuentas una joyita del humor negro, altamente recomendada.

    ResponderEliminar