23 sept. 2013

12 (2007)


Estira demasiado el chicle

Correcta y elegante producción Rusa que presenta la historia de un chico checheno de 18 años que es acusado de asesinar a su padrastro, un oficial del ejército ruso. Su destino está en manos de los doce miembros del jurado. 





Una producción moderna que bebe sin lugar a dudas del argumento presentado en la obra maestra de Sydney LumetDoce hombres sin piedad, ubicando el desarrollo de la trama en la que un muchacho debe ser juzgado por un crimen, en una zona afectada por la guerra.
Es una versión libre de la obra original, que comete el error de prolongarse en exceso, ofreciendo un esquema reiterativo que ofrece la visión y opinión de cada uno de los miembros del jurado, introduciendo en sus deducciones, sus vivencias personales, lo que hace que los hechos y pruebas que rodean al caso no queden bien presentadas. 

No es aconsejable comparar, pero si uno ha visto la versión de Sydney Lumet, entenderá que a esta que nos ocupa le falta ritmo y la esencia de la trama se diluye en diversas vivencias, que solo sirven de relleno. En poco o en nada mejora a Doce hombres sin piedad, el director convierte un chicle jugoso y sabroso, en un chicle seco y desgastado que estira en exceso.







0 comentarios :

Publicar un comentario