18 sept. 2013


Exprime cada instante

Historia de superación y lucha encomiable de un muchacho que tiene cáncer y que desea compartir los últimos días de su vida con una desconocida descarada y alocada, en la que encuentra sinceridad y apoyo.

Lejos de caer en la profundidad del drama que supone padecer un cáncer, los responsables de la película le dan un toque de humor y entretenimiento, haciendo uso de un mundo visto desde la imaginación de un niño, logrando capturar al espectador desde un comienzo, para no soltarlo hasta su desenlace.



Ofrece un lado positivo de la vida, de la amistad, del valor de las personas que nos rodean y de cómo merece la pena respirar cada segundo como si fuera el ultimo, exprimir la vida al máximo, como si cada día envejeciéramos veinte años, un buen juego del que el protagonista aprenderá mucho.



Uno de los aciertos de explotar la imaginación del muchacho, se convierte a su vez en el talón de Aquiles del conjunto, por caer en la reiteración del empleo de combates, que llegan a cansar. Por lo demás, no deja de ser un relato que merece la pena ver, del que se pueden sacar sensaciones positivas, que al llegar a su conclusión deja un extraño buen sabor de boca, como la propia vida.

0 comentarios :

Publicar un comentario