4 sept. 2013

El sospechoso (1944)


La nobleza de un hombre

Sencillo y eficaz relato sobre las sospechas que se ciernen sobre un hombre que acaba de perder a la mujer de la que pretendía separarse.
Su director maneja con inteligencia el suspense y se apoya en una atmósfera gótica, plagada de sombras y niebla, para generar una sensación de confusión constante, en la que no todo se ve con claridad.
Juega a sugerir y no a mostrar, logrando sembrar la sombra de la duda, manteniendo la atención del espectador en el más mínimo detalle.
Presenta el dibujo de un personaje sencillo y bonachón, encarnado magistralmente por el notable Charles Laughton, que aporta a su papel la dulzura y carisma necesario, para crear en el espectador una sensación de incredulidad, ante la posibilidad de que ese hombre haya podido cometer ningún crimen.
De esta manera el director juega con la ambigüedad de su personaje y mantiene la sombra de la duda de una forma eficaz y elegante, alcanzando un desenlace magistral e inteligente, en el que la nobleza del hombre queda patente.

0 comentarios :

Publicar un comentario