23 sept. 2013


De risa

Pestilente aroma a telefilm de cuatro de la tarde que rodea a esta película, que intenta jugar con el niño de turno que tiene amigos imaginarios, con historieta de terror de una niña que vivió en una casa y que murió fatalmente.
Dina Meyer, que saboreó el estrellato con alguna que otra película de renombre, demuestra que esos tiempos pasaron y que acepta trabajar en cualquier cosa.
La interpretación de la niña protagonista es verdaderamente inquietante, de lo mala que es, cuando le visita el fantasma, parece que le rondan moscas por la cara y mueve los ojos como Marujita Diaz, en fin, bochornoso.
Ni si quiera los efectos especiales se salvan, ni mucho menos, pocas cosas se salvan en este bodrio televisivo, que en lugar de generar terror, produce risa.

0 comentarios :

Publicar un comentario