16 sept. 2013


Mejor salir de casa


 Argumento previsible y sin sorpresas en la que una pareja se va a vivir a una casa, de la que un antiguo inquilino no quiere deshacerse bajo ningún concepto.

Nada destaca, lo que por su titulo podría inicialmente ser una película de casas encantadas, se convierte en la tradicional historia de presiones y acoso por parte de un tipo que intenta hacer la vida imposible a la pareja protagonista.


Tiene como reclamo a Sharon Stone (Diabólicas) y Dennis Quaid, que se limitan a poner su mano en la recaudación económica, para llenarse los bolsillos sin hacer un trabajo destacable y Stephen Dorff junto a Juliette Lewis (Asesinos natos) que participan en unos papeles secundarios poco desarrollados y nada interesantes.


Ni un ápice de suspense y ningún tipo de sorpresa, ni algo que consiga mantener el interés a lo largo del desarrollo de la trama, que además de previsible, resulta pesada. Una copia vulgar de historias similares a esta, que no cumple las expectativas, decepcionante en todos sus puntos, los participantes en este proyecto deberían haberse quedado en su casa antes de tomar parte en un proyecto de estas características tan pobres. Mejor salir de casa, que quedarse viendo esto.

0 comentarios :

Publicar un comentario