28 oct. 2013

Jack Reacher (2012)


Recuperando la estrella

Tom Cruise (Noche y día, Collateral)vuelve a embarcarse en un proyecto ambicioso y prometedor, que presenta posibilidades para convertirse en una nueva franquicia de éxito, con este Jack Reacher, después de haber sufrido diversos patinazos comerciales y con su vida personal en entredicho, retoma su carrera cinematográfica y hace gala de su condición de estrella, para protagonizar esta película de acción inteligente y llena de suspense.

Tiene un comienzo arrebatador que recuerda a los crímenes cometidos por un francotirador, que se dedicaba a matar personas aleatoriamente, sin criterio y sin concesiones, logrando captar la atención del espectador desde un primer momento, a partir del cual desarrolla de una forma astuta, toda una trama repleta de misterio, en el que emerge de las sombras un personaje, contundente, implacable e inteligente, que no atiende a leyes ni normas establecidas, interpretado por el deslumbrante Tom Cruise.

Dirigida con buen pulso, por el guionista que cosechó el éxito internacional con su guión para Sospechosos habituales, Christopher McQuarrie (Sospechosos habituales), la trama gana en el aspecto creativo, ya que sienta su base en un buen guión y en un argumento de misterio y suspense, que viene acompañado por secuencias de acción estudiadas y bien repartidas a lo largo de la película.


La historia recuerda y presenta similitudes con las películas policíacas de los años setenta, que tenían de protagonista a un tipo duro que imponía su ley por encima de todo. Tom Cruise es el encargado de dar vida al protagonista, logrando dejar de lado su habitual carácter amistoso y sonriente, para convencer con su interpretación áspera y chulesca, con la que consigue añadir un nuevo personaje estelar a su larga trayectoria.

Lo más interesante de la película reside, en la búsqueda de la verdad por parte de los investigadores del caso, donde destaca la capacidad deductiva de Jack Reacher, en la que es sin duda el punto fuerte de la película. Destaca la perturbadora presencia en el reparto de Werner Herzog, que podria haber sido empleada en mas secuencias, puesto que resulta verdaderamente inquietante. Las secuencias de acción no abundan y las existentes, están bien integradas en lo que importa, el argumento de intrigas criminales que se esconde.


Las labores de Christopher McQuarrie tras las cámaras son aceptables, pero en el desarrollo de algunas secuencias de acción se nota la poca experiencia que posee en este campo, ya que a pesar de contar con la intensidad y tecnología habitual de este tipo de producciones, no llegan a ser notables.

Otro aspecto que también chirría, es que después del notable desarrollo del argumento de suspense, se solucione todo de una forma precipitada y fácil, con una secuencia final simplona, que parece una pelea de gallitos barata y previsible. A pesar de algunos puntos negativos, sin duda se convierte en una producción de acción inteligente y atractiva, muy por encima de las recientes producciones y el retorno de Cruise a su rol de estrella principal. .

0 comentarios :

Publicar un comentario