23 oct. 2013


Para olvidar

Presenta una idea novedosa y atractiva, en la que se puede seleccionar los instantes vividos, para que queden grabados para la posteridad, llegando incluso a distorsionar la realidad de los acontecimientos.

El director de la película no consigue generar el suspense necesario para mantener el interés inicial, algo que sin duda, permitía la premisa del argumento, convirtiéndose en un relato ligero de suspense, que no alcanza las cotas de calidad esperadas.


Cuenta con la presencia de Robin Williams (Insomnio, El rey pescador), que volvía a tomar un papel alejado de su rol de cómico, con el que intenta no quedar encasillado, algo que no llega a conseguir en este caso.

El desarrollo de la trama deja algunos cabos sueltos y no llega a sorprender, alcanzando algunas soluciones fáciles a las cuestiones y situaciones que plantea, interesante y atractivo, pero no certero, dejando una cosa clara, hay cosas que mejor olvidar y esta, es una de ellas.

0 comentarios :

Publicar un comentario