30 oct. 2013

Lago Eden (Eden Lake) (2008)



La violencia engendra violencia

Impactante e incomoda opera prima que sigue la estela e influencias que dejaron películas como La última casa a la izquierda, La violencia del sexo y Perros de paja, donde se presentan situaciones agresivas e incomodas, en un mundo rural, desatado por el descontrol instantáneo.

Presenta a la pareja feliz que quiere pasar unos apacibles días, disfrutando de su amor y que ve como su paz se ve alterada por unos molestos adolescentes.La situación se va volviendo más tensa progresivamente, hasta que se desata un infierno para todos.


Desgarradora, violenta, incomoda, angustiosa, atroz, son innumerables los calificativos que se le podrían otorgar a este producto, que llega a crear una atmósfera de presión tan incomoda, que en mas de un momento hace que la tensión se respire y sea casi palpable.

Cuenta grandes dosis de violencia y atrocidades explicitas, que junto con la imaginación y a pesar de no llegar a mostrar todo, llegan a generar una sensación muy incomoda, que hace que uno llegue a plantearse retirar la mirada de lo que esta viendo.

El director James Watkins, no se va por las ramas y centra la acción en apenas unos minutos, para dar paso a todo un proceso de violencia y persecución implacable, con la que consigue ofrecer altas dosis de tensión y suspense, con las que atrapa al espectador en una red asfixiante. La pareja protagonista está encarnada por Michael Fassbender (300, Prometheus)y Kelly Reilly (El vuelo), donde merece la pena destacar el protagonismo que llega a alcanzar ésta última. 


La sensación de tensión que genera es tal, que hace que en muchos momentos contengas la respiración, no deja espacio para las concesiones al espectador, ofreciendo toda una catarata de violencia, que deriva en un tremendo desenlace, que recuerda que la violencia engendra violencia.

0 comentarios :

Publicar un comentario