23 oct. 2013

Sin tregua (End of Watch) (2012)


Intenta ser valiente, pero no lo consigue

Producción de carácter independiente, que se apoya en el ingenio y en las recientes tendencias a emplear cámara en mano para generar mayor realismo, para reflejar el día a día en la vida de dos compañeros de policía, con todo tipo de situaciones de riesgo.

Con el empleo de las diferentes cámaras que ayudan a dar realismo, ocurre un problema y es que no sirven para contar una historia de estas características de una forma verosímil, ya que aparecen cámaras donde en la realidad no tendrían cabida, a pesar de todo consiguen su efecto y transmiten intensidad en las secuencias de acción, aunque también llegan a marear con tanto movimiento.


La relación que mantienen los dos compañeros de policía queda bien plasmada, gracias a la química que existe entre Jake Gyllenhaal (Código fuente) y Michael Peña (El inocente), pero el argumento de la trama, no va más allá de una historia policíaca más. 


Uno de los aspectos verdaderamente positivos, es que los responsables de la película no entienden de buenos y malos, dejando espacio para situaciones que no ocurren en este tipo de producciones, dejando claro que ninguno esta exento de peligro, logrando generar un impacto contundente en el espectador, que descoloca por completo.

Aplastante y desgarrador relato, lleno de intensidad y adrenalina, que no da tregua, pero que por desgracia no termina de ser lo suficientemente valiente.

0 comentarios :

Publicar un comentario