8 nov. 2013


Mucho bombo y platillo

Producción independiente que ha logrado gran repercusión, a pesar de contar una historia sencilla que se pasea por los duros caminos de la realidad, mientras encuentra momentos de alivio en la fantasía y en la imaginación de una niña, que es testigo de la trágica situación que le rodea.

La película no llega a ser todo lo original que se espera de ella, ofrece ideas filosóficas a partir del mundo de las emociones y de la fantasía, algo ya utilizado en producciones recientes, pero en el camino olvida contar una historia sólida que logre captar y mantener la atención del espectador a lo largo de todo el camino. A pesar de su corta duración, presenta irregularidades en cuanto a ritmo y cohesión, haciendo que no llegue a transmitir y alcanzar los niveles emocionales que pretende.


Lo más destacable es el trabajo de la joven protagonista, en la que se deposita todo el peso de una historia de crecimiento y lucha por sobrevivir. Tras compartir las duras vivencias de la joven niña a lo largo de toda la película, al llegar a la conclusión de ésta, deja indiferente y con la sensación de que no hay nada nuevo que merezca la pena resaltar.

Ha sido la sorpresa del año por las circunstancias sociales y económicas que se están viviendo, abalada por numerosos críticos y ensalzada por su carácter de cine independiente, pero posiblemente el paso del tiempo, deje a esta producción en el olvido, que lleva a sus espaldas mucho bombo y platillo, para lo que realmente es.

0 comentarios :

Publicar un comentario