29 nov. 2013


Ya no saben que hacer

Adaptación muy libre del cuento de Blancanieves, en una superproducción grandilocuente a tiempo que aparatosa, donde se mezclan diversos personajes literarios místicos y de leyenda, en un revuelto de muchas cosas vacías.

Las licencias que se toman los responsables del argumento, solo sirven para justificar el empleo de unos mas que correctos efectos especiales, pero que en algunos momentos resultan abusivos e incluso innecesarios, pero son las tendencias del cine actual, llamar la atención del espectador con mucho ruido y grandes efectos especiales, en una historia vacía.

En el apartado interpretativo y en general en toda la película, lo más sobresaliente resulta ser la interpretación y presencia de Charlize Theron, que vuelve a demostrar que los malos tienen un atractivo especial, en cada una de sus apariciones, se muestra mordaz y maléfica. Por el contrario su compañera de reparto Kristen Stewart se muestra inoperante y no deja de ofrecer la misma imagen, ya muy explotada, de su personaje de la famosa saga vampírica, Crepúsculo.


Podría haber funcionado perfectamente, si se hubiera desvinculado del cuento tradicional de Blancanieves, limitándose a presentar un mundo de fantasía alternativo, plagado de seres extraños y no haciendo un popurrí de cosas, para desvirtuar el cuento tradicional. Solo falta que hagan el cuento de la cenicienta, ubicándolo en el universo Star Wars, con los dinosaurios de Parque Jurasico, ya no saben que inventar.

0 comentarios :

Publicar un comentario