1 nov. 2013


Se han visto cosas peores

Tercera parte de Km 666 desvío al infierno, cuyo titulo original es Wrong Turn, que vuelve a trasladarnos a los profundos bosques donde viven unos seres que se dedican a cazar personas para comérselas.

Alejada de la sorpresa inicial que supuso Km 666, este nuevo episodio, presenta desde un comienzo sus tendencias y pretensiones, la de ofrecer un producto sangriento que divierta a los seguidores de la franquicia, a partir de unas interpretaciones y apartado técnico pobre.



Un aspecto positivo es que desarrolla una historia alejada de la clásica situación en la que una serie de ingenuos excursionistas caen en las trampas de los seres que habitan el bosque, haciendo que sean unos peligrosos presos escoltados por la policía, los que tengan que vérselas con los extraños seres,generando una situación en la que los enfrentamientos serán constantes y de igual a igual.

El factor de la presencia de los presos, ofrece muchas posibilidades a la historia, puesto que hace que el riesgo este presente constantemente, ya sea por el acecho de los seres del bosque o por la inestabilidad de los interés que existen entre los presos. Algunas de las situaciones que ofrece resultan muy pobres y llegan a ser previsibles, pero constituyen un extraño entretenimiento, en la que la sangre es una gran protagonista.



Falla notablemente en el apartado de maquillaje, haciendo insostenible la aparición de las criaturas a la luz del día, puesto que se aprecian con nitidez las formas de las mascaras que emplean. A pesar de todos los aspectos negativos, como entretenimiento pasajero no esta mal, se han visto cosas peores.

0 comentarios :

Publicar un comentario