26 nov. 2013

Déjà Vu (2006)


Problemas del espacio tiempo

Comienzo prometedor en el que da inicio una investigación para esclarecer los hechos que han derivado en un atentado, con un seguimiento sobre los posibles autores y victimas, que esconde diversas sorpresas temporales, que ayudan a despertar un nuevo interés por el desarrollo de los acontecimientos.
Convierte y mantiene lo en un principio ficticio, en algo creíble, gracias a una licencia física, con la que no solo se puede ver el pasado, sino que se puede intervenir en el futuro e incluso el presente mas inmediato. Los viajes en el tiempo y las posibilidades que generan, siempre han generado interés, como ocurre en este caso, pero a medida que se desarrolla la licencia inicial del espacio tiempo, sus cimientos se desmoronan, ante nuevas licencias, los problemas habituales de viajes en el tiempo, que no ayudan a encajar correctamente las piezas de un guión, que se empeña en agradar al publico, con una relación de amor inquebrantable.

Tony Scott (El fuego de la venganza, Spy game, Fanático),, un habitual del género de acción, sigue moviendo la cámara en exceso en algunos momentos y abusa del mismo modo de secuencias de acción, que bien podrían haberse construido a partir de menos fuegos artificiales y mayor suspense, a pesar de todo, no deja de ser un entretenimiento para no cuestionarse muchas cosas.
Vuelve a participar en la película, el actor habitual del cine reciente del director, Denzel Washington (El fuego de la venganza, Titanes, Huracán Carter, Fallen, El demonio vestido de azul) , con el que ha logrado diversos éxitos de taquilla y con el que sigue funcionando la formula, gracias a las notables posibilidades de garantía que ofrece como actor.

La película queda como un ingenioso y atractivo producto de acción, donde hay espacio para numerosas situaciones de tensión y suspense.





0 comentarios :

Publicar un comentario