6 nov. 2013

Mary Reilly (1995)


Lo de siempre, pero mal

Gran reparto, bajo la tutela de un notable director, Stephen Frears (The Queen), para trasladar al cine nuevamente la tormentosa historia del doctor Jekill y Hide, solo que en este caso queda enfocada y presentada a través de los ojos de una de sus sirvientas.

Es el único punto de distinción que otorga al resto de la obra, que cuenta con una gran ambientación, con unas calles pobladas por densas capas de niebla, por donde cualquier sujeto puede pasearse por los rincones más oscuros.


La ambientación y la interpretación de John Malkovich (De ratones y hombres, El imperio del sol), son los puntos mas destacados de toda la película, donde hace aguas en lo referente a la solidez del argumento y en el tratamiento de algunos personajes secundarios, donde no se saca el máximo partido de Glenn Close (Hamlet, el honor de la venganza), una pena. La relación que pretende mostrar a través de los protagonistas, se pasea demasiado por los sueños y fantasías, no quedando desarrollada con claridad.

Uno de los puntos mas débiles de toda la película, recae en la pobre interpretación de Julia Roberts (Confesiones de una mente peligrosa), que se limita a presentar un aspecto físico menos agraciado de lo que nos tiene acostumbrados y cree que con poner cara triste, ya consigue hacer creíble su personaje, muy pobre su aportación la verdad.

0 comentarios :

Publicar un comentario