25 nov. 2013


Un buen día para dejarlo

Nos encontramos ante el deterioro y caída de uno de los grandes del cine de acción, el siempre entrañable y carismático John McClane, desde la tercera parte de Jungla de cristal, las aventuras de McClane han pasado a ser un combinado de secuencias de acción ruidosas y aparatosas, alejadas de un argumento sólido y de la idea del original, donde nos encontrábamos ante un hombre que estaba en el lugar y momento menos indicado.

Parece que Bruce Willis esta empeñado en explotar al personaje que le dio la fama hasta la saciedad, participando en historias endebles y carentes de originalidad, que podrían ser para cualquier película de acción, sin necesidad de estar vinculadas con la saga Jungla de cristal.


El argumento es pobre y previsible, tanto que el propio director es consciente del material que tiene entre manos y se dedica a distraer la atención del espectador, a base de una persecución interminable y aparatosa, que casi completa el primer tercio de la película. Un exceso de ruido y destrucción, rodado con una tonalidad gris y oscura, recordando que esta quinta parte esta ubicada en la fría Rusia.

El director abusa de los movimientos bruscos de cámara, para impregnar a las secuencias de acción de intensidad, provocando un efecto de mareo incomodo. Alarga en exceso las secuencias de acción y apenas desarrolla la relación padre e hijo existente entre los dos protagonistas, presentada a partir de contadas secuencias, cayendo en tópicos que quedan resueltos de una forma simple y previsible.

En su afán por agradar a los seguidores de la acción, como ya ocurriera con la cuarta parte, el director olvida en que franquicia se encuentra y emplea material más propio de Rambo, Terminator e incluso Matrix, olvidando que McClane no se trata de estos personajes, dando lugar a secuencias creadas pensando en el futuro videojuego de la película.


Como producto en si, no funciona ni alejada de la franquicia, de no tener el titulo de Jungla de cristal y la presencia de Bruce Willis, hubiera sido una mediocre y olvidable película de acción del montón. Una decepción más para los seguidores de la saga, que empiezan a ser testigos de la caída de su héroe favorito, Jungla de cristal 5, un buen día para morir, hace pensar en que podría ser buen momento para dejarlo, antes de deteriorar más la franquicia.

1 comentario :

  1. Siempre me quedará en la mente esa brillante primera y parte....

    Hemos Visto
    http://hemosvisto.blogspot.com

    ResponderEliminar