23 nov. 2013

La masa devoradora (1958)


Indestructible

Indescriptible, indestructible, nada puede detenerla, clásicos titulares para presentar a la masa devoradora, sin duda, un claro ejemplo del cine de terror de serie B, que deja una extraña sensación de añoranza por los clásicos de terror, con criatura temible paseándose por las calles, sembrando el terror en la ciudadanía y desembocando en el caos y la histeria colectiva.

Sin grandes medios, el director consigue dar vida a la masa, con efectos artesanales, que resultan mínima mente convincentes. Destaca la presencia de un jovencísimo Steve Moqueen, que no ofrece una gran interpretación, pero deja muestras de su capacidad de liderazgo y carisma.

Visto en la actualidad, deja la sensación de que el paso del tiempo no ha beneficiado a la película, puesto que no llega a ofrecer verdaderas secuencias de terror y por así decirlo todo parece demasiado previsible y edulcorado, pero no deja de tener un extraño encanto, indestructible.

0 comentarios :

Publicar un comentario