18 nov. 2013

La ofensa (The Offence) (1972)


La obsesión

Intimista y metódico argumento firmado por el siempre interesante, Sidney Lumet (Antes que el diablo sepa que has muerto, Gloria, La noche cae sobre Manhattan, El abogado del diablo, Distrito 34: corrupción total, A la mañana siguiente, Serpico, Punto límite, La trampa de la muerte, Network un mundo implacable, Veredicto final, Tarde de perros, Asesinato en el Orient Express, Doce hombres sin piedad), capaz de adentrarse y dibujar con sutileza la personalidad y secretos de los personajes principales, recogiendo la férrea investigación que lleva a cabo un policía, acechado por sus pecados y vivencias, para dar con el autor de una serie de tremendos abusos sobre unas menores.



Gran parte del núcleo de la historia se desarrolla en la sala de interrogatorios, donde el policía pierde los papeles en un intento por descubrir al pervertido, dejando patente como el día a día de policía junto con los atroces crímenes de los que ha sido testigo, han llegado a perturbar su tranquilidad, convirtiéndose en alguien inestable y agresivo.



En algunos momentos, peca de falta de ritmo y acusa el exceso de duración, para una historia que podría haberse contado en menos tiempo, de todas formas, su director dedica gran parte de ese tiempo en desarrollar los cambios que sufre su personaje principal.



Notable retrato de cómo la sociedad y diversas situaciones traumáticas pueden convertir al hombre más apacible, en una persona violenta y explosiva, retratada de forma notable por la interpretación de Sean Connery (007 contra el Dr. No, Desde Rusia con amor, Causa justa), sobre el que se sostiene gran parte del interés.
La ofensa, queda como un interesante y llamativo relato con algunos baches de ritmo en una trama peculiar que no llega a ser deslumbrante, quedándose en algo correcto.


0 comentarios :

Publicar un comentario