9 nov. 2013

Maldiciones, La profecía


El mal avisa

Historias inimaginables, por ejemplo, el avión donde viajaba el actor Gregory Peck fue impactado por un rayo y, ocho horas después, ocurrió lo mismo con la aeronave en la que viajaba el guionista.
El equipo alquiló un jet para moverse, pero por exceso de personas no pudieron subirse todos, ese avión despegó sin ellos y a los pocos minutos se estrelló contra un automóvil, que luego impactó a otro vehículo donde viajaban la esposa e hijo del piloto. Todos fallecieron.
El productor se salvó de una bomba que el grupo terrorista IRA había colocado en su hotel.
John Richardson de efectos especiales sufrió un accidente de coche en el que una colaboradora resultó decapitada, tal como ocurre en una escena de la película.

0 comentarios :

Publicar un comentario