18 dic. 2013

¿Hay alguien ahí? (2009)


Si, pero no

De no ser por la presencia de Michael Caine, nos encontraríamos ante la tradicional película de sobremesa que intenta emocionar al espectador con las vivencias de un joven extraño que entabla amistad con un mago retirado, en la residencia que gestionan sus padres.

Presenta una historia sencilla y entrañable a la vez que previsible, todo se desarrolla según el esquema que se espera de producciones de este tipo, donde lo único que ayuda a seguir con interés las vivencias de los personajes, son las ligeras dosis de humor que introduce alrededor de temas morbosos como los fantasmas, la decadencia, la vejez y la muerte.


El dibujo de los personajes es simple y sigue un estereotipo, donde presenta a los ancianos por sus achaques como formula para presentarlos y definirlos, utilizando estas características como artimaña para generar alguna sonrisa y conquistar al espectador. En un principio está bien, pero llega un momento en que resulta abusivo y parece la única forma de producir alguna sonrisa.

Lo que cuenta esta bien contado, pero en términos generales no es una experiencia completa, no llena, deja la sensación de ser un producto precocinado para generar emociones superficiales.

0 comentarios :

Publicar un comentario