15 dic. 2013


Ojos bien cerrados


Pobre e insulsa producción de terror que intenta emular cosas vistas con anterioridad, presentando la historia de una mujer que comienza a sufrir ataques sexuales por parte de un extraño poder sobrenatural.


Desde un primer momento se aprecia la mala calidad artística e interpretativa, lo cual se agradece, para no prolongar en exceso la visualización de este amago de historia de terror con ligeras dosis de erotismo.


El argumento basado en supuestos hechos reales, recuerda en exceso a lo presentado en la película, El ente, pero con menor calidad en todos sus aspectos.


El terror brilla por su ausencia y los únicos momentos donde puede llegar a despertar el interés de algún espectador masculino, es cuando la protagonista descubre su anatomía, que no son pocas, el resto, para llorar, mejor tener los ojos cerrados.


0 comentarios :

Publicar un comentario