10 dic. 2013


Cuando los cuentos pierden su encanto

Aparatoso y avaricioso proyecto que presenta un mundo lleno de fantasía e imaginación a través de unos efectos especiales grandilocuentes y una fotografía deslumbrante, pero cuyo hechizo no cautiva ni emociona. Presenta un universo colorido lleno de una amplia galería de personajes fantásticos, pero carentes de encanto.


Sigue las tendencias del cine actual: grandes producciones con abuso de efectos especiales convertidos en fuegos artificiales, que desvían la atención del agujero profundo de originalidad de la película, haciendo que el público caiga en la trampa de un relato frió y vacío.

Cuenta en su reparto con grandes intérpretes como Rachel Weisz (El jardinero fiel, La verdad oculta),  acompañada por un interesante, James Franco (El desafíoSpiderman, 127 horas, El origen del planeta de los simios), comprobando como sus dotes interpretativas se limitan a papeles pobres y caricaturescos, echando a perder su talento con producciones de este tipo.


Oz un mundo de fantasía, es una demostración de cómo los cuentos de hoy en día pierden la magia y el encanto de antaño.

0 comentarios :

Publicar un comentario