19 dic. 2013

Simone (2002)



Interesante propuesta

Segundo trabajo del director y guionista, Andrew Niccol (Gattaca, In time, El señor de la guerra, Good Kill, La huésped), que tras el éxito de crítica y público cosechado por Gattaca, vuelve a ofrecer una historia con un trasfondo muy interesante, alrededor de las numerosas posibilidades que ofrecen los  efectos especiales  y las tecnologías, en la vida real y en el mundo del cine.
Ambiciosa, genuina y atractiva propuesta cinematográfica que ofrece numerosas posibilidades de desarrollo y lectura, en una trama en la que un director de cine en decadencia, encuentra el éxito gracias a la creación de toda una estrella, gracias a un programa informático.

Una interesante premisa argumental que inevitablemente presenta similitudes con el clásico de la literatura, Frankenstein, ofreciendo el paralelismo existente entre creador y monstruo que devora el éxito de su propio creador, ofreciendo a partir de este punto, diversos temas en los que podría haber profundizado más.
Niccol, no saca todo el provecho que le ofrece una historia de estas características, en la que una imagen generada por ordenador puede llegar a suplir e incluso mejorar la aportación de un intérprete real. Algo para lo que la industria del cine, ya se estaba preparando.

Deja la sensación de que a partir de una buena idea y con numerosas posibilidades de argumento, Niccol se pasea con ligereza por encima de unas aguas a las que debería haberse lanzado de cabeza, para empaparse por completo y salpicar al público de cuestiones e inquietudes. Por desgracia a medida que avanza la trama, el jugo concentrado de posibilidades que ofrecía el argumento, se va diluyendo, perdiendo muchas de sus propiedades.
A pesar de todo, Andrew Niccol vuelve a ofrecer un trabajo interesante, con el que logra realizar una crítica a las nuevas tendencias del cine y las nuevas tecnologías que emergen en la industria.


0 comentarios :

Publicar un comentario