6 dic. 2013

Soldados de fortuna (2012)


Burda imitación

El problema de que en la actualidad una productora apueste y arriesgue por una idea descabellada, que funciona en taquilla y suponga un éxito comercial, que termina derivando en una explotación masiva de esa idea por parte de otras productoras, ofreciendo un producto que recuerda en exceso al original, sin la calidad y atrevimiento del primero.

Esto sucede con esta producción que reúne a una serie de hombres de guerra, interpretados por artistas de renombre en el cine de acción y cuya calidad interpretativa queda en entredicho tras su participación en semejante calco barato de Los mercenarios de Sylvester Stallone.

Algo similar ocurrió con la producción 300, que desencadenaría tras su éxito comercial, toda una serie de historias épicas, presentadas con un estilo visual excesivamente parecido con esta última, sirva como ejemplo Los inmortales.

El argumento es vacío y únicamente sirve de justificante para reunir a una serie de rostros conocidos del cine de acción de serie B, que no tienen el reclamo popular ni el carisma de los integrantes del reparto de Los mercenarios, por así decirlo nos encontramos ante una burda imitación.

De tal forma que su director se limita a reunir una serie de rostros conocidos alrededor de un argumento de acción trivial, plagado de diálogos vacíos de tipos duros, en los que ni las secuencias de acción, ni su reparto resultan convincentes, dejando una nueva mancha en el historial interpretativo de actores como Christian Slater, Sean Bean, Bin Rhames, de los que únicamente se salva de la quema James Crowmel, que por suerte para él no participará en la posible secuela.


El director se limita a hilvanar secuencias de entrenamiento acompañadas por una selección musical cañera, en las que intenta presentar a un grupo de hombres dispuesto a liberar testosterona a base de acción.

Por desgracia al conjunto de la trama le falta el sentido del humor y la ironía necesario, para que funcione, convirtiéndose en una copia sin personalidad de Los mercenarios, dejando patente que copìar algo no garantiza su éxito.

0 comentarios :

Publicar un comentario