4 ene. 2014


No es para tanto 

Primeras muestras del cine independiente, diferente, confuso e incluso abstracto, en este caso pretencioso e inconexo.

Sobrevalorado por llevar la firma de John Casavettes, la historia se limita a mostrar el mundo del espectáculo intercalando con una limitada trama de deudas y mafia, que no resulta completa.


Presenta un desarrollo pausado, letárgico por momentos y ofrece poca claridad en sus escenas, cayendo constantemente en la oscuridad de los suburbios.

Ofrece toda una galería de mujeres al destape, pero la historia, como tal, no da para tanto ni para ser tan valorada.

0 comentarios :

Publicar un comentario