4 ene. 2014

La última noche (2002)


Rollete pretencioso


Nombres y renombres en un reparto de lujo en una película de un director seguido por muchos, como es Spike Lee, que se queda en eso, en nombres que se pierden en una historia pesada, poco novedosa y por momentos forzada, en la que un hombre va a pasar su ultima noche en libertad antes de ir a la cárcel.


Se suceden situaciones irrelevantes con una especie de discurso constante sobre la vida en América, recurriendo a un formato pretencioso, que camufla de grandilocuencia y frases profundas, un relato vacío e insulso, lo cual queda patente en el momento que todas las historias secundarias quedan en un segundo plano, dejando la sensación que solo estaban ahí de relleno.


Muchos pretenderán ver más allá de lo que hay en realidad y elevaran a la cima de la excelencia el trabajo de Spìke Lee, pero esta película, se salva únicamente por las interpretaciones de su reparto y poco más, al llegar a su conclusión deja la sensación de haber sido muy pretenciosa y que para lo que cuenta podría haber durado menos.

0 comentarios :

Publicar un comentario