13 ene. 2014

Marea letal (Dark Tide) (2012)


Broma letal 

Desde que Steven Spielberg (El puente de los espías, El imperio del sol, Caballo de batalla, La guerra de los mundos, Munich) arrasara en las taquillas de medio mundo con su Tiburón, muchos han sido los que han intentado repetir su éxito, sin fortuna. Marea letal es otro intento fallido y lamentable que se puede añadir a la larga lista de intentos.
La palabra tiburón es un reclamo lleno de atractivo para el espectador, ya que supone riesgo, misterio y emociones fuertes. Un extraño encanto que mezcla el terror y la admiración por el gran depredador que lleva millones de años en las profundidades del mar.

Por desgracia todo ese misterio y enigmas que esconde, se diluyen en esta película prefabricada para explotar imágenes de tiburones, que bien podrían haber sido sacadas o empleadas para algún documental de Nacional Geograpich, donde sin duda hubieran funcionado mejor que en esta película.
El argumento no da para mucho, muestra de ello es que sigue un esquema básico ya visto en otras ocasiones, donde el personaje principal sufre un ataque de tiburón, a partir del cual deberá afrontar sus temores.

Ante la falta de sustancia del argumento, el director cae en el empleo de imágenes del ataque inicial y para dar muestra del drama que vive la protagonista, se apoya en las miradas al infinito de Halle Berry, que en muchos momentos hacen creer que llora, al ser consciente del lamentable camino que esta llevando su carrera interpretativa desde que ganará el Oscar.
Son numerosos los casos en los que los ganadores de la preciada estatuilla, ven como su carrera se hunde estrepitosamente, es una leyenda urbana que persigue a muchas estrellas y Halle Berry (La última llamada, Catwoman, El atlas de las nubes, X-men, Seduciendo a un extraño, Monster's Ball), empieza a posicionarse como una nueva víctima del Oscar que como el propio tiburón, devora a los que se atreven a tocarlo.

Los papeles que está aceptando recientemente la actriz, están sirviendo para cavar su propia tumba y apagar el brillo de su estrella.
El director John Stockwell (Kickboxer: Vengeance, Cat run 2, Turistas, Amor loco / Amor prohibido, Inmersión letal, Cat run), alterna imágenes con un claro enfoque de documental, con el empleo de diversas cámaras, que intentan dar realismo y credibilidad a las secuencias que pretenden producir emociones fuertes, pero lo único que consigue es marear y generar confusión, además de una profunda sensación de sueño.
El tratamiento y desarrollo de los personajes es básico y muy simple, todo lo que hacen resulta previsible y demuestran como en ocasiones el riesgo no lo producen los tiburones, sino el comportamiento absurdo y alejado de cualquier tipo de lógica del ser humano.

La totalidad del reparto se limita a ser secundarios a la sombra de la escultural anatomía de Halle Berry y de la aplastante presencia de los tiburones. Una trama floja e irregular, tanto en ritmo como en interés, donde únicamente las apariciones de los escualos, logran ofrecer alguna imagen de una extraña e inquietante belleza pausada.
A medida que se acerca a su desenlace, donde debería producirse un aumento de la tensión y el peligro, cae en la profundidad del aburrimiento con el abuso de imágenes bajo el agua, donde la oscuridad y los vaivenes del oleaje, únicamente resultan confusos, gracias a un montaje mediocre. Marea letal, hace honor a su título y produce un mareo letal.

Al llegar a la conclusión de la película, deja la sensación de que la duración de la película es excesiva para lo que pretende contar y que sobran muchos minutos, algo que también ocurre con esta critica, larga y densa, para lo que podría definirse en pocas palabras, como una película insulsa, mediocre y aburrida.
Al igual que es necesario avisar del riesgo que supone nadar entre tiburones, considero que es necesario advertir del peligro que supone ponerse a ver esta película, que cuenta entre sus trampas mortales con la presencia de Halle Berry, que únicamente es el cebo para atraer al publico, hacia lo que sin ella, hubiera sido una película de sesión de tarde del montón.


0 comentarios :

Publicar un comentario