13 feb. 2014


Disgusto importante 

   Totalmente desencantado y "muy, muy deprimido". Así es como se ha quedado Quentin Tarantino después de ver cómo el guión de The Hateful Eight, su nuevo western, se ha filtrado en Hollywood. El director ya ha anunciado que abandona el proyecto porque tiene "otras diez películas" que podría hacer.

   "Estoy muy, muy deprimido. Terminé un guión, un primer borrador, y no quería comenzar a rodar hasta el próximo invierno, dentro de un año. Se lo di a seis personas, y al parecer hoy ya se ha filtrado", afirma Tarantino en declaraciones a Deadline en las que señala que se percató de la situación cuando su agente de toda la vida, Mike Simpson, comenzó a recibir llamadas telefónicas de otros agentes interesados en colocar a los actores que representa en algunos papeles del proyecto.

   En cuanto a la fuente de la filtración, Tarantino apunta a alguno de los agentes de los tres actores a los que dejó el guión: Michael Madsen, Bruce Dern y Tim Roth, aunque reconoce que también se lo permitió leer a más gente. "Se lo di a uno de los productores en Django desencadenado, Reggie Hudlin, y se lo dejo un agente que vino a su casa y lo leyó", dijo Tarantino.

   "Eso es una traición, pero no fue totalmente terrible porque el agente no terminó el guión", apunta el director que ve "malicia" en el resto de actuaciones, especialmente en la de los representantes de alguno de los actores. "Se lo di a tres actores: Michael Madsen, Bruce Dern y Tim Roth. El único que yo conozco incapaz de hacerlo es Tim Roth. Uno de los otros dejó que su agente lo leyera y ese agente lo ha filtrado por todo Hollywood", sentencia.


   "No sé cómo funcionan estos jodidos representantes, pero no me volverá a pasar", dice el indignado cineasta cuyas sospechas apunta a CAA, la agencia que representa a Dern y que ha negado vehementemente que la filtración provenga de alguien de su equipo

0 comentarios :

Publicar un comentario