4 abr. 2014

Fallen (1998)


A Reivindicar

Tras la ejecución de un asesino en serie, el policía que lo capturó, empieza a sospechar que alguien esta continuando con la obra del criminal, pero no es consciente del verdadero origen del mal que persigue.
Interesante y atractivo thriller policíaco, que sigue las bases establecidas por el tradicional asesino en serie, que parte de una premisa novedosa, próxima a lo sobrenatural y demoníaco. Juega con la ambigüedad y el misterio que acompañan a un personaje perturbador, perverso y sumamente escurridizo.

El director Gregory Hoblit, construye y desarrolla un relato de misterio, con las dosis de suspense y terror necesarias, para generar una constante sensación de que el peligro acecha y esta presente en todo momento.
Desarrolla una interesante investigación, alrededor de unos extraños indicios que hacen sospechar al protagonista, de que algo fuera de lo común, esta sucediendo. Las pruebas e indicios apuntan a una solución, que se alejan de la lógica, pero todo comienza a encajar y a cobrar sentido, resultando perturbador  e inquietante.

La búsqueda e investigación que realiza el protagonista, gana interés a medida que se hace mas palpable el riesgo y acoso al que esta siendo sometido. Unas palabras, una llamada antes de cada crimen y el tarareo de  una canción, ponen en alerta los sentidos del protagonista, que a medida que avanza la trama, es más consciente del riesgo que corren, él y los suyos.
El argumento va desvelando el misterio paulatinamente y como si fuera el perverso asesino, se apodera de la voluntad del espectador, sumergiéndolo en una trama de misterio sobrenatural, verdaderamente atractivo e inquietante. Sin caer en el empleo de ridículos efectos especiales, con ingenio y a partir del empleo de una visión subjetiva, logra presentar al extraño ente.

La película cuenta en su reparto con Denzel Washington (El demonio vestido de azul), que con su interpretación da mayor empaque a la historia, aportando credibilidad y emociones a su personaje. Le acompañan dos secundarios de lujo, como son John Goodman y Donald Sutherland, cuya ambigüedad en su aportación, ayudan a elevar el suspense, llegado el momento.
Un relato policiaco, que mezcla el asesino en serie, con posesiones, misterio y maldiciones, logrando enganchar por completo en su desarrollo, deparando más de una sorpresa agradable.



0 comentarios :

Publicar un comentario