1 abr. 2014


La muchacha precoz

Demostración de cómo el talento brota de una forma espontánea y precoz. Jodie Foster, participa en una pequeña película que consigue hacer superior, gracias a su intensa y, a la vez contenida, interpretación llena de matices, encarnando a una muchacha que vive con independencia, haciéndose cargo de todo tipo de tareas.

La historia es ambigua y juega con la vida cotidiana de la muchacha y sus actividades para levantar sospechas sobre su tipo de vida y sobre la extraña ausencia de su padre. El personaje interpretado por Jodie Foster, lleva el peso de toda la trama y logra mantener el interés del argumento en todo momento, gracias a cómo se van desarrollando y presentando las situaciones.


El director juega con la ambigüedad y genera todo un aura de misterio alrededor del personaje principal, logrando despertar el interés y diversas cuestiones alrededor del personaje principal. Engancha al espectador con una serie de cuestiones e incógnitas que irán conociendo respuesta, a medida que avanza y se desarrolla la trama.

Emplea con astucia el limitado material con el que cuenta para desarrollar una trama de suspense que engancha. Jodie Foster brilla con luz propia y se convierte en una estrella precoz, su interpretación no pasa desapercibida y llega a hacer sombra, incluso a Martin Sheen, que encarna un personaje inquietante e incómodo para la protagonista.


La fuerza de la interpretación y precocidad de Jodie Foster se hace patente al compararlo con su compañero de reparto, de una edad similar, que ofrece una interpretación endeble e infantil, alejada de la profunda madurez que transmite Jodie Foster.

Es un correcto relato de misterio y suspense que logra presentar una bonita relación de amistad, además de ser una notable carta de presentación de una gran interprete como Jodie Foster. Si este proyecto hubiera caído en otro tipo de manos e intérpretes, habría adquirido un toque infantil mediocre y absurdo, olvidable, pero la interpretación de la actriz, junto con el trato dado al relato, eleva la calidad del conjunto.


La muchacha del sendero, es uno de los primeros pasos relevantes de Jodie Foster en el mundo del cine, el sendero es largo y oscuro, pero la intérprete, avanzaba con paso firme al estrellato.

0 comentarios :

Publicar un comentario