1 jul. 2014


Originalidad muerta


Departamento de policía mortal es una demostración clara y evidente de la falta de originalidad que hay por los despachos de Hollywood a la hora de crear nuevas historias.

Esta película tiene un parecido, más que razonable, con Men in black, sólo que, en esta ocasión, los que se pasean por el mundo real no son extraterrestres, sino que son muertos.


Es inevitable comparar este Departamento de policía mortal con Men in black y, en la comparación, sale perdiendo por todas partes.

Para empezar, la pareja protagonista no tiene la misma química, ni el mismo gancho que los de Men in black, sólo se salva de la quema Jeff Bridges, que logra dotar a su personaje de cierto carisma y humor.

El compañero de fatigas de Bridges, Ryan Reynolds, parece ser uno de los muertos que se pasean por el mundo real como si nada, su actuación resulta muy mediocre. Su cara en pantalla no transmite nada, parece que la muerte le deja en estado de shock durante toda la película.

Entre los intérpretes del reparto cabe mencionar la participación de una recuperada Mary-Louise Parker y el ya veterano secundario, Kevin Bacon, que, últimamente, se pasea por todas las producciones posibles para hacer caja.

Los encargados de llevar a cabo la idea de este departamento de policía, conscientes de la poca consistencia de su argumento, optan por apoyarse en el humor y en la espectacularidad de unos efectos especiales que, a estas alturas, dejan mucho que desear.

Se abusa de los efectos digitales para crear criaturas que no dan la sensación de ser tangibles, ni creíbles. Es curioso que una película realizada con posterioridad a Jurassic Park o Terminator 2, por poner ejemplos del pasado, no haya logrado ni acercarse a la calidad de sus efectos.

El humor que ofrece la película, no es para tirar cohetes y apenas logra robar alguna tímida sonrisa al espectador, no se sabe si por vergüenza ajena o porque realmente resulta irónico haber pagado por presenciar semejante broma.


En general, este Departamento de policía mortal, comete el delito de no ofrecer nada nuevo y de convertirse en un entretenimiento absurdo y pasajero, de baja calidad

0 comentarios :

Publicar un comentario