19 ago. 2014

Rush (2013)


Dos grandes campeones

Película ambientada en el mundo de la Fórmula 1, en la que se plasma la rivalidad que surgió entre dos grandes campeones de la competición, como fueron Niki Lauda y James Hunt.


Ron Howard (Una mente maravillosa, En el corazón del mar, El Código Da VinciUn horizonte muy lejano Ángeles y demonios, Willow, Cinderella man, Rescate, Llamaradas, Cocoon)  traslada a la pantalla con solvencia, un complejo relato de rivalidades, recreando con acierto las emociones que se viven a los mandos de un formula uno.


El argumento recoge con dinamismo todos los hechos y vivencias que compartieron los dos pilotos, desarrollando de una forma eficaz sus personalidades, capacidades,  ambiciones y enfrentamientos.


Para aquellos que conozcan la historia y los dramáticos acontecimientos que envolvieron a la épica batalla que protagonizaron en el pasado, los campeones Niki Lauda y James Hunt, Rush, será una película llena de interés y acierto. Los que desconozcan los hechos, encontraran un relato apasionante de superación y rivalidad, que funciona como película.


Ron Howard, apuesta por la recreación minuciosa de los hechos y la época, realizando un notable trabajo de ambientación, llegando a crear unos más que convincentes vehículos, similares a los que se utilizaban en los años setenta en Fórmula 1


En otra muestra del afán por recrear todo lo sucedido, destaca la selección del reparto, donde Chris Hemsworth (Los vengadores, La cabaña en el bosque, Thor, Una escapada perfecta, Blancanieves y la leyenda del cazador, Los vengadores: La era de Ultrón) y especialmente Daniel Brühl (Eva, Intruders, Malditos bastardos), guardan un estrecho parecido con los personajes reales y ofrecen unas notables interpretaciones.


Ron Howard consigue ofrecer un dibujo claro y conciso de las ambiciones de los personajes principales, logrando encontrar el equilibrio entre los acontecimientos relacionados con la Fórmula uno y sus vivencias.


La recreación de las carreras de Fórmula 1, están bien planificadas y dosificadas, evitando caer en la reiteración de situaciones. Mención especial merece la meticulosa recreación del escalofriante accidente que sufrió Lauda en Nürburgring.


Howard consigue plasmar el aspecto visual de momentos puntuales de carrera, pero no llega a transmitir de forma convincente la sensación de velocidad y peligro que se vive en un Fórmula 1


La banda sonora de Hans Zimmer es notable y apropiada, pero en algunos momentos deja la sensación de que ciertos temas, son partituras desestimadas de la banda sonora de El caballero oscuro. En este apartado, merece la pena destacar la pieza que lleva el siguiente título: Lost but won.


Más allá de las carreras y la ambientación de la historia, Rush, es la relación e interacción de los dos personajes, junto con su rivalidad, el verdadero motor de la película, que funciona como tal. Un correcto y acertado trabajo en una tarea complicada.






0 comentarios :

Publicar un comentario