26 dic. 2014

Iron Sky (2012)


Iron hell

Producción finlandesa, a medio camino entre la comedia y la sátira, apoyada en una idea original al tiempo que rocambolesca e inverosímil que parte de la premisa que los alemanes llegaron a la luna y se atrincheraron en ella para lanzar un nuevo ataque mundial y sembrar el terror años más tarde.

El punto de partida de la película resulta excesivamente rocambolesco y rebuscado pero sirve para captar, desde un principio, las intenciones cómicas que tiene el conjunto del relato. La calidad de los apartados técnicos e interpretativos también salta a la vista, desde un principio, con unos modestos efectos especiales que cumplen pero que no convencen, llegando a estar a años luz de lo que se suele ofrecer en el cine actual.


El guion presenta numerosas situaciones difíciles de comprender y que únicamente despertarán las carcajadas de un público entregado a este tipo de humor desenfadado y pasajero que llega a resultar molesto y pesado cuando cae en la reiteración de ideas. Es todo un logro llegar a la visualización completa de la película. A pesar de su corta duración se hace lenta, monótona y aburrida, ya que, carece de verdaderos momentos interesantes o ciertamente cómicos. Nadie del reparto se toma en serio su trabajo, ni los personajes, ni el guion, convirtiéndose la película en una parodia absurda de sí misma, carente de momentos verdaderamente hilarantes o mínimamente cómicos.

La película intenta realizar una sátira alrededor de la dictadura y del racismo, consiguiendo ofrecer momentos puntuales y muy concretos de cierto humor negro, pero queda muy lejos de lo conseguido por Stanley Kubrick en su Teléfono rojo volamos hacia Moscú o el trabajo de Charles Chaplin en El gran dictador, a la cual se hacen numerosas referencias. En la banda sonora de la película se pueden encontrar guiños al trabajo realizado para la banda sonora de Matrix y, en alguna escena, deja pequeñas pinceladas del clásico creado por John Williams para Tiburón.


En resumidas cuentas, Iron Sky se convierte en un trabajo pobre, mediocre e insulso, que solo conseguirá entretener y hacer pasar un rato agradable al público poco exigente y con predisposición para ver semejante experimento perfectamente innecesario.

0 comentarios :

Publicar un comentario