18 dic. 2014


Un verdadero suceso paranormal, es mejor que algunas de sus predecesoras

Paranormal Activity: los señalados, se convierte en un nuevo episodio de una de las sagas de terror más prolíficas de los últimos años. Las películas que componen la saga, Paranormal Activity, se hacen como las palomitas, en gran cantidad y para su explotación en cines, para saciar el apetito nervioso del espectador habitual de este tipo de producciones.

De una cuestionable originalidad, calidad técnica e interpretativa, lo cierto es que la saga Paranormal Activity, desde sus inicios, ha conseguido cierta repercusión, conectando con los amantes del cine de terror y logrando notables beneficios económicos, debido al bajo presupuesto que manejan sus responsables. Se ha convertido en la gallina de los huevos de oro, ya que consigue más dinero empleando menos medios.


Ésta que nos ocupa es un Spin off de la saga, es decir, un relato inicialmente alejado de los hechos presentados en los primeros episodios de la saga. Presenta nuevos personajes y situaciones, empleando para ello el sello de identidad de toda la saga, volviendo a los orígenes, filmando gran parte del relato con el empleo de cámara en mano. Aunque parezca increíble, esta enésima parte de la saga logra recuperar el espíritu de la primera y llegar, incluso, a superarla. Un suceso verdaderamente fuera de lo normal, teniendo en cuenta lo que suele ocurrir con las secuelas.

Los responsables de la película otorgan movilidad a la cámara y siguen el desarrollo de la historia con grabaciones en primera persona, alejándose del empleo de cámaras estáticas ante las que debe suceder algún extraño suceso paranormal. Logran otorgar dinamismo y fluidez al relato, consiguiendo que la atención del espectador no decaiga, presentando progresivamente indicios y sospechas alrededor de un extraño juego de brujería. El relato se sigue con facilidad y resulta entretenido, gracias a la incursión de breves secuencias cómicas que juegan con el susto-trampa para, progresivamente, ir dando paso a toda una catarata de sustos. El director saca el máximo partido de los elementos con los que cuenta, logrando generar secuencias de terror y suspense que hacen que el espectador contenga la respiración. En muchos momentos emplea el susto fácil y puntual haciendo pasar al espectador un extraño rato agradable de terror. Se ve que las ganancias económicas de la saga han dado sus frutos y la película goza de un mayor presupuesto, ya que cuenta con unos efectos especiales más notorios que no desentonan con el estilo de la saga y elevan el interés del relato. La calidad interpretativa está lejos de la calidad necesaria, pero todos los que se disponen a ver este tipo de películas son conscientes de lo que van a ver y no exigen más de lo que se puede. Cuenta con un desenlace aparatoso y confuso, donde se destapan algunos misterios y se desata el nerviosismo y el terror, dando paso a una secuencia llena de intensidad y tensión.


Paranormal Activity: los señalados, no decepcionará a los seguidores habituales de la saga y hará pasar un buen rato de terror a todos aquéllos que disfruten de esa sensación que produce

0 comentarios :

Publicar un comentario