4 ene. 2015


Pasos de danza torpes

Producción italiana que intenta sacar partido del gancho de los “Giallo” de la época, con el esquema de un relato de crímenes apoyado en un inicio prometedor en el que una mujer ve lo que parece el asesinato de una persona.

Una vez se comete el crimen, el desarrollo del argumento pierde enteros y se diluye a medida que avanza, cayendo en numerosas irregularidades y en notorios agujeros de guion que precipitan el relato de suspense al del aburrimiento.

Los crímenes se suceden sin una lógica conexión y lo único que logra mantener la atención del espectador son los habituales destapes de este tipo de producciones en la época, esperando ver los cuerpos desnudos de las féminas de rigor que tampoco son una maravilla visual ni lo suficientemente magnéticas para aguantar toda la película.

El desarrollo de la investigación y las pistas que se van dejando al espectador, se puede decir que es un camino de migas de pan que conducen directamente al sueño profundo, después de pasar por el aburrimiento tras girar en la esquina de la confusión, un total despropósito. La calidad de imagen y sonido dejan mucho que desear, estando a la altura de las interpretaciones de todo el reparto: sosas, inverosímiles y carentes de la intensidad necesaria.

El director no sabe manejar el suspense y se olvida de impregnar a la película de un rimo narrativo fluido y fácil de seguir por el espectador, cayendo en el ritmo parsimonioso, donde no ocurre nada realmente interesante. Tras dar tumbos alrededor del misterio que se esconde tras el posible responsable de los crímenes, la película alcanza un desenlace aparatoso que se antoja muy forzado e ilógico.


El título de la película, al igual que su comienzo, puede resultar sugerente, intrigante y prometedor, pero, únicamente, sirve para hacer un juego de palabras una vez se ha conseguido llegar a completar el visionado de la película.

Pasos de danza sobre el filo de una navaja puede ser un ejercicio de baile tanto o más arriesgado que dedicar tiempo a la visualización de la misma. Poco o nada se salva en esta producción italiana, que intentó explotar el concepto de los “Giallo” y que, sin duda, productos como éste dinamitaron este tipo de género que, por aquel entonces, se producían como palomitas, totalmente prescindible.

0 comentarios :

Publicar un comentario