20 ene. 2015

The Machine (2013)


La revolución de las maquinas

Interesante y atractiva producción británica, de corte futurísta, que desarrolla, con acierto, todo lo relacionado con los avances tecnológicos al servicio del hombre, la robótica y la creación de la inteligencia artificial.

Se apoya en un argumento que, inicialmente, se antoja previsible, pero que logra dar muestras de cierta originalidad, a partir de las cuales logra plantear cuestiones relevantes alrededor de la inteligencia artificial. Bebe inconscientemente de los relatos futuristas creados por Phillip K. Dick e irremediablemente, recuerda a producciones cinematográficas de la calidad de Inteligencia artificial y Blade Runner. Los responsables de la película saben sacar el máximo partido a un presupuesto bajo para crear, de forma convincente, un futuro dominado por la tecnología, las máquinas y el hombre.


El inicio de la película sigue las pautas que se esperan de ella, desarrollándose de una forma precipitada para dar paso a la creación de la máquina de matar perfecta, a la que aplicar los avances tecnológicos de la inteligencia artificial. El director no cae en el empleo abusivo de la acción gratuita, dejando espacio para el desarrollo de personajes, vínculos y motivaciones. Sabe dosificar y manejar las secuencias de acción, evitando caer en el empleo abusivo de efectos especiales generados por ordenador.

Crea una atmósfera oscura y siniestra propia del futuro que presenta, jugando con la iluminación, a la que saca el máximo partido con el empleo de haces de luz en secuencias de combate muy vistosas, empleadas con ingenio para camuflar las carencias del presupuesto. El argumento permite ofrecer diversas lecturas alrededor de los avances tecnológicos, de la máquina al servicio del hombre y éste al servicio de la máquina, con claros toques de la obra de Frankeinstein. En su desarrollo, la película presenta ligeros problemas de ritmo y de cohesión, antojándose irregular, pero logra profundizar y desarrollar las emociones y necesidades de hombre y máquina, de una forma acertada, planteando diversas cuestiones filosóficas de interés.


Una película digna de mención que, dentro de lo previsible de alguno de sus pasajes, logra sorprender gratamente y ofrecer una perspectiva novedosa en lo que podría considerarse el primer paso para la revolución de las maquinas.

0 comentarios :

Publicar un comentario