10 mar. 2015

El último exorcismo 2 (2013)


Esperemos sea el último

El éxito cosechado por una película rodada con cámara subjetiva partiendo de un bajo presupuesto y que obtuvo grandes beneficios económicos, hizo que los responsables de aquélla se lanzaran a la producción de una secuela cuyo título resulta contradictorio, El último exorcismo 2, algo que no hace presagiar nada bueno. 

Esta secuela se aleja del formato de falso documental de su antecesora y opta por un esquema sencillo y lineal que nos presenta el regreso a la vida normal de la protagonista de la primera parte, la que progresivamente irá teniendo contactos y sensaciones extrañas, que le recuerdan lo que vivió en el pasado.


El argumento es previsible y demasiado sencillo, haciendo que el interés del relato se mantenga gracias a inquietantes visiones y extrañas sensaciones que tiene la protagonista, que llega a dudar de su fe y de todo lo que le rodea. 
Todos los sucesos y situaciones que envuelven a la protagonista, no hacen sino que anunciar lo que será la llegada del exorcismo de rigor de este tipo de producciones que tienen como temática las habituales posesiones y los ya previsibles rituales de los exorcismos. Una clara demostración de que todo el peso del relato reside en el exorcismo, se aprecia en la corta galería de personajes secundarios irrelevantes que pasan, sin pena ni gloria, por todo el relato, con apariciones fugaces e intrascendentes para las que se ha seleccionado a un reparto joven y barato que sirva de relleno.

Los responsables de la película saben dosificar las siniestras manifestaciones del ser que atormenta a la protagonista, y lo consiguen hacer sugiriendo más que mostrando, evitando caer en secuencias grandilocuentes y de grandes efectos especiales, obteniendo unos modestos y adecuados resultados en cuanto a impacto e intensidad.


La película funciona como lo que es, es decir, como un relato de posesión y exorcismo, pero que se queda floja en cuanto a contenido, ya que, no ofrece ningún punto de apoyo sobre el que sostener el interés. Una demostración de esto es que se podría ir directamente al final de la película, donde está el núcleo del exorcismo, y todo lo demás sobraría, ya que, deja la sensación de ser un relleno endeble que justifique que El último exorcismo 2, se haya podido concebir como una película. 

Al llegar a su conclusión, El último exorcismo 2, deja claros indicios de carecer de verdadera alma, ya que se limita a ofrecer los tópicos habituales de este tipo de producciones, ofreciendo como resultado un mediocre e irregular trabajo, totalmente prescindible.

0 comentarios :

Publicar un comentario