1 may. 2015

Los amos de Brooklyn (2009)


Amos de nada

El reputado director de cine de acción Antoine Fuqua, firmante de trabajos tan interesantes como Training Day, se rodea de un notorio reparto para ofrecer un relato policiaco en el que se descubren los entresijos del cuerpo de policía en el barrio de Brooklyn. 

La película presenta, de forma independiente, la situación laboral por la que pasan diversos integrantes del departamento de policía, exponiendo y desarrollando la complejidad de los casos a los que se enfrentan y el desgaste emocional que supone su labor policial, dejando entrever un cuerpo de policía corrupto y quemado por la dura vida de las calles.


El director se apoya en un reparto de intérpretes notables como Richard Gere, Don Cheadle, Ethan Hawke y Wesley Snipes, que aportan al relato de cierto empaque y solidez interpretativa, logrando ofrecer a cada personaje los matices dramáticos necesarios. La aportación de Richard Gere es la más pobre y menos convincente, en ningún momento hace creíble su personaje. Todos los personajes están bien diferenciados y las situaciones por las que pasan quedan expuestas y desarrolladas con claridad, pero el director en su afán por ofrecer una visión generalizada de la situación del cuerpo policial no logra conectar los diferentes relatos y situaciones en uno, haciendo que el mensaje que quiere exponer quede claro, pero que los relatos individuales no lleguen a conectar con acierto. 

El montaje es, de esta manera, uno de los puntos débiles del relato, puesto que ninguno de los personajes principales llega a cruzarse, salvo en alguna escena puntual, para terminar cruzándose fortuitamente en un desenlace aparatoso y forzoso. Todo lo que presenta Antoine Fuqua, en el argumento inconexo de la película, deja una extraña sensación de no ofrecer nada nuevo y que todas las historias que presenta ya se han visto con anterioridad, habiéndose resuelto con mayor eficacia. De esta forma, el director desaprovecha su talento y el de un reparto interesante al desarrollar una película que no llega a ofrecer una historia realmente interesante, ya que los diferentes relatos que ofrece no llegan a funcionar de forma independiente ni como conjunto de algo.


Así pues, Los amos de Brookrlyn pierden el poder en su territorio, ofreciendo un relato sin el gancho y el interés necesario como para que su director llegue a salvar los muebles, decepcionante y fácil de olvidar. Totalmente prescindible.

0 comentarios :

Publicar un comentario