13 jun. 2015


Relato de terror rural

Inquietante y perturbador relato de terror que presenta a un grupo de jóvenes que encuentra una casa habitada por unas personas peculiares que pondrán a prueba su capacidad de supervivencia en un territorio alejado de la civilización, donde la ideología y moral de los habitantes se rige por unas normas excesivamente religiosas.
La película ofrece un tratamiento de la imagen, colorido, que no hace presagiar nada malo, dando paso a la creación de un ambiente extraño y hostil, donde la amabilidad y las buenas formas se tornarán en una gran pesadilla. Cuenta con una selección de personajes correcta, destacando la labor y presencia de los intérpretes secundarios de lujo, los veteranos Rod Steiger (En el calor de la noche, La ley del silencio, Más dura será la caída) e Yvonne De Carlo (La esclava libre, Los diez mandamientos), excelentes en sus papeles, dando vida a los propietarios del hogar al que acuden los protagonistas, una familia anclada en el pasado y cerrada en sus ideologías, personajes verdaderamente inquietantes y perturbadores. La labor de Yvonne De Carlo y Rod Steiger, junto con el resto de componentes de la familia, es estremecedor, transmitiendo al espectador una extraña sensación constante, que se ve potenciada a medida que transcurren los acontecimientos. 

Desde la calma y buen ambiente que se respira inicialmente, se va manifestando progresivamente el extraño comportamiento de los propietarios, dando paso a un espeluznante juego, donde tendrán que adaptarse para sobrevivir. Los responsables de la película consiguen generar momentos de tensión y suspense, apoyándose en escenas bien planificadas, donde los intérpretes consiguen transmitir la sensación de peligro, terror y angustia por el que están pasando los personajes. 

El director logra jugar con lo que le ofrece la historia, desarrollando secuencias verdaderamente inquietantes, ofreciendo un extraño juego maquiavélico, donde las ideologías religiosas se convertirán en armas peligrosas de doble filo. Presenta ciertas irregularidades de ritmo y continuidad, puesto que algunas escenas se resuelven de una manera precipitada, haciendo que no quede claro qué ha sucedido con algunos personajes, un verdadero error que le quita puntos al relato. Alcanza un desenlace interesante, manteniendo la sensación incómoda y el ambiente enrarecido de forma palpable para el espectador, pero la forma en que llega a ese desenlace, es decepcionante.

En resumidas cuentas, American Gothic ofrece un relato de terror irregular, pero que funciona como lo que es, haciendo pasar un mal rato al espectador de una forma asfixiante e incómoda.



0 comentarios :

Publicar un comentario