9 jul. 2015

St Vicent (2013)


Bendito diablo

Agradable y previsible comedia dramática que presenta la historia de un personaje, veterano y cascarrabias, escondido en las apuestas y la bebida que se hará cargo del hijo de una nueva vecina para hacer frente a sus deudas. 

La película es previsible, pero tiene ese encanto de ofrecer lo que se espera de ella y no defraudar. Protagonizada por un Bill Murray estupendo en su papel de viejo cascarrabias, con el que logra despertar la simpatía del espectador desde un primer instante. Un viejo perdedor gruñón que consigue ser el centro de momentos de diversión y emoción.


El argumento presenta la evolución del personaje principal y de los que le rodean, desarrollando una trama previsible al tiempo que cautivadora. Cine desenfadado y lleno de buenas intenciones que se sigue con facilidad gracias al sentido del humor que rodea al conjunto del relato. Bill Murray hace lo que mejor sabe hacer, ofreciendo una imagen desmejorada con la que consigue encajar a la perfección con su personaje. Le secundan Melissa McCarthy y Naomi Watts, confeccionando un trío protagonista sobre el que se centra el peso del relato. Sorprende la aportación de una casi irreconocible Naomi Watts, ofreciendo su lado más cómico.


El desarrollo del relato y la interacción de los diferentes personajes permiten ir adentrando al espectador en la personalidad de cada uno de ellos y, sobre todo, en las inquietudes y forma de ser del personaje principal. Gracias al sentido del humor, la película no cae en lo trágico ni en lo sentimentalista, ofreciendo un relato entrañable e inspirador que nos recuerda que las personas no siempre son lo que aparentan y que todos merecemos ser descubiertos.



Desde la sencillez y con unos personajes entrañables, los responsables de la película logran ofrecer un trabajo interesante que merece ser descubierto. Una película plagada de buenas intenciones y totalmente recomendable.

0 comentarios :

Publicar un comentario