26 jul. 2015

Tammy (2014)


Ni pizca de gracia

Típico trabajo americano que busca la simpatía del público con cuatro bromas graciosas en un irregular e irrelevante relato próximo a la parodia de las Road Movies como Thellma y Louise. Es de esos productos para el consumo fácil y que no requieren un análisis muy profundo, el argumento peca de simple e intrascendente, haciendo que todo lo que pretende contar se vea con la misma facilidad que se olvida.

En el reparto podemos encontrar grandes actrices veteranas, explotando su último tirón cinematográfico: Kathy Bates (Diabólicas, Misery) y Susan Sarandon (La gran boda, Un amigo para Frank), ya no tienen el mismo tirón de sus tiempos mozos, ni ofrecen interpretaciones del nivel de Meryl Streep, que cada año regala una interpretación soberbia, sin apenas esforzarse. Las interpretaciones y aportaciones de todo el reparto son muy discretas e incluso insulsas, donde la gran mayoría se limita a pasearse por el escenario sin pena ni gloria, con personajes secundarios que aparecen y desaparecen con la facilidad del mismísimo Houdini.



La película no logra decantarse por una categoría, intenta ser una especie de comedia dramática pero, durante su visionado, deja la sensación de que sus propios responsables no tenían claro lo que querían ofrecer al espectador, dando como producto final, un trabajo irrelevante e incluso insultante para el espectador exigente. Pierde el gancho inicial de la trama y el carisma de la protagonista y sus desdichas, pierden fuerza a medida que se va desarrollando, un argumento previsible y carente de verdadera chispa. Tiene un toque desenfadado y pasajero que se agradece, pero hace que la historia que pretende desarrollar no llegue al espectador en ningún momento, haciendo que muchas de las situaciones que se van desarrollando resulten forzadas e ilógicas.



Tammy, es un producto vacuo, irrelevante e intrascendental, totalmente prescindible que, sin lugar a dudas, servirá como relleno de los horarios televisivos, pero que se aleja del cine de entretenimiento que se espera de ella. Un despropósito sin pies ni cabeza que pretende resultar divertido y llega a conseguir que se mire el segundero del reloj durante mucho tiempo. No puedo recomendarla.

0 comentarios :

Publicar un comentario