10 ago. 2015


Primera de una gran colección 

Curioso y anecdótico trabajo del gran  William Wyler, alejándose de sus trabajos habituales al presentar la historia de un hombre decidido a conquistar a la mujer de su vida, empleando un extraño y perturbador método, el secuestro. 

William Wyler, uno de los grandes maestros del cine, firmante de la descomunal versión de Ben Hur, ganadora de 11 Oscar, demuestra su versatilidad con El coleccionista. Una obra incomoda y, posiblemente, adelantada a su tiempo, con la que presenta un macabro relato de secuestros. Presenta de forma inteligente a un personaje solitario y va directo al grano sin grandes complicaciones, poniendo en marcha un secuestro que mantendrá intrigado y atrapado, tanto a la protagonista como al propio espectador. Wyler, dibuja con sencillez la complejidad de sus personajes, ahondando en sus necesidades y deseos más profundos, a partir de líneas de diálogo interesantes y magnéticas que mantienen la atención del espectador por el desarrollo de los acontecimientos. Emplea un ritmo parsimonioso que puede poner a prueba la paciencia del espectador, pero sabe manejar las situaciones logrando que la intriga no decaiga.


La trama se mantiene gracias a las interpretaciones de los dos protagonistas, convirtiendo la película en una especie de obra de teatro minimalista donde sus líneas de dialogo y actos serán el núcleo de la trama. Destaca la presencia y gran labor de Terence Stamp, encarnando un personaje frío, calmado y perturbador. El Coleccionista es posterior a Psicosis de Alfred Hitchcock y se aprecia cierta influencia en el dibujo del personaje interpretado por Terence Stamp. Esa aparente calma y afición por coleccionar mariposas, recuerda a Norman Bates, irremediablemente. 


Puede que no sea una obra completamente redonda y que presente problemas de ritmo, pero es innegable la gran labor de todos los implicados para hacer posible esta pequeña obra maestra que marca el camino para sus sucesoras. 


2 comentarios :

  1. Es una buena película, indudablemente, y respeta mucho el espíritu de la novela. La actuación de Terence Stamp es magnífica.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la visita y por tu aportación, vuelve cuando lo desees.

    ResponderEliminar