9 ago. 2015


Circulen

Producción de claro corte televisivo que recrea los acontecimientos vividos en América, el país de las oportunidades, por una profesora y la madre de una alumna con problemas para recibir una educación adecuada, presentando su lucha para lograr que sus hijos tengan una buena educación. Todo un ejemplo de lucha.

El argumento de la película es bien sencillo, se sigue con facilidad y no ofrece ningún punto que llegue a sorprender. Peca de ofrecer una versión edulcorada de lo que pudieron sufrir para sacar adelante la reforma educativa y, los responsables de la película, no se deciden por el drama o la comedia, ofreciendo un trabajo sin la garra y el atrevimiento necesario para adquirir la notoriedad que se merece.


El argumento ofrece una clara crítica hacia el sistema educativo americano y lo hace sin la energía necesaria, con una película sencilla, eficaz y poco avariciosa, que logra transmitir el mensaje, pero no con la fuerza necesaria. Todo se antoja extremadamente fácil y sencillo, sin que el espectador llegue a valorar la labor de las dos mujeres. Presenta situaciones y personajes poco elaborados, dejando claro cuáles son sus ideales y sus principios, pero sin llegar a ahondar en las preocupaciones y personalidades de los mismos, quedándose en un trabajo frío y distante que no llega a cautivar. Lo que cuenta merece ser contado y debería valorarse por completo, pero la facilidad con la que se resuelven todos los problemas y la forma en que los responsables de la película se evaden de la dura realidad, hace que todo haya sido un camino de rosas en el momento de alcanzar el desenlace. Los responsables de la película intentan introducir de una forma forzada, la tradicional historia de amor que todo lo puede, pero lo cierto es que no funciona en ningún momento y desvía la atención de lo que realmente importa que es la labor de las dos mujeres y su lucha particular.

El reparto cuenta con rostros conocidos de la pantalla grande y las protagonistas, absolutas, son dos estrellas importantes, como la nominada al Oscar, Viola Davis por su trabajo en Criadas y señoras, acompañando a la protagonista Maggie Gyllenhaal (Más extraño que la ficción), que sabe dar carisma y energía a su personaje pero que no llega a llenar el relato por completo.


Con un guion más trabajado y un tratamiento mucho más serio, No nos moverán, deja la sensación de que podría haber dado para mucho más, tanto en lo que se refiere a emocional y a la crítica social que intenta transmitir. Aprueba justo, pero no llega a ser notable.

0 comentarios :

Publicar un comentario