7 ago. 2015

Open Windows (2014)

Curiosa

Curioso e interesante trabajo de Nacho Vigalongo, director español que está demostrando, paulatinamente, que se puede ofrecer cine de calidad con novedades y llegar a sorprender al espectador. En su afán por sorprender y romper moldes, como ya hiciera en trabajos anteriores como Los cronocrimenes, el director y guionista logra jugar con las bases del clásico thriller, empleando nuevos elementos y jugando con el ingenio para crear un relato absorbente y cuidado que mantiene la atención del espectador en todo momento. 

Es digna de mención la labor del director y creador de la historia, puesto que encuentra una nueva forma de hacer partícipe al espectador y de introducirlo en toda una trama de suspense que bebe de clásicos, como La ventana indiscreta, haciendo al espectador testigo de todo lo que ocurre. 



Es una película que engancha y mantiene la atención del espectador en todo momento, ofreciendo giros de guion bien construidos a partir de una trama intrigante y plagada de sorpresas, donde emplea con inteligencia el material del que dispone. Maneja con acierto los elementos que tiene y crea una especie de ventana artificial desde donde el espectador contempla todo lo que se desarrolla, jugando con todo tipo de cámaras, desde la webcam, cámaras de seguridad o televisión. Todo un acierto, demostrando que aún quedan cosas que se pueden descubrir en el panorama cinematográfico, ofreciendo un producto de calidad.

En el reparto encontramos al protagonista de El señor de los anillos, Elijah Wood, que lleva unos cuantos años intentando deshacerse de la sombra del personaje de Frodo, pero lo cierto es que le va a costar mucho. La historia tiene un arranque bueno y logra captar la atención del espectador desde un primer momento, haciendo que a lo largo de su desarrollo, éste no pierda detalle de nada de lo que está sucediendo ante sus ojos, haciendo que se olvide del formato con el que se presenta el argumento y dejándose llevar al interior de una trama plagada de suspense y sorpresas novedosas. 


Puede que el trabajo no sea redondo y que peque de intentar rizar demasiado el rizo, pero Nacho Vigalondo no decepciona y sigue demostrando que tiene ideas novedosas y que sabe como hacerlas realidad. No hay que perderle la pista, seguro que sigue sorprendiendo a propios y extraños con su trabajo.



0 comentarios :

Publicar un comentario