16 sept. 2015


Lejos pero cerca

Sencillo y memorable trabajo el que podemos ver en Mesas separadas, con un argumento y tratamiento casi teatral donde brillan con luz propia cada uno de los inquilinos de Mesas separadas.
En un hotel, al viejo estilo, conviven desde hace tiempo varios huéspedes fijos. Un militar retirado con una gloriosa hoja de servicios que teme que un suceso poco honroso llegue a comprometerle, una madre estricta y decadente que vive con su hija, un matrimonio fracasado, un profesor de cultura griega... Viejas historias y nuevos problemas que se hacen carne viva entre los barrocos muros del hotel.


Mesas separadas es un reflejo del mundo cotidiano de una extraña sociedad, donde conviven diferentes personalidades, con problemas e inquietudes, compartiendo espacio, secretos y mentiras. Todo funciona a la perfección en Mesas separadas. Desde la sencillez, los responsables de la película van desarrollando una historia de personajes encontrados que, de una forma u otra, se complementan. Destaca el memorable reparto que integra este notable trabajo, donde podemos ver a intérpretes consagrados del nivel de David Niven, Burt Lancaster, Rita Hayworth, Deborah Kerr, Wendy Hiller, Gladys Cooper y Rod Taylor. Cada uno de ellos aporta su granito de arena, ofrecen un trabajo interpretativo notable, donde destaca claramente la labor de David Niven y Wendy Hiller, ambos ganadores del Oscar por su labor en esta fabulosa película.
 Los responsables de la película logran ofrecer un correcto retrato de la sociedad, con sus habladurías, temores y prejuicios. Gracias a la formidable labor de todos los integrantes del reparto que aportan sus matices a los diferentes personajes que interpretan. Desde la sencillez y lo evidente, logran ofrecer todo un relato humano donde cada personaje presenta una evolución notoria, logrando cautivar y emocionar al espectador.
Las puertas del hotel de Mesas separadas se cierran con sus inquilinos, tan lejos y tan cerca unos de otros, en una memorable metáfora de la sociedad distante en la que vivimos.


0 comentarios :

Publicar un comentario