15 oct. 2015


Poca recompensa

Correcto y discreto Spaghetti Western dirigido por Tonino Valerii (Mi nombre es ninguno, El día de la ira), en un relato típico de venganza, protagonizado por un cazador de recompensas que busca algo más que llenar sus bolsillos.
La película tiene un esquema argumental que peca de sencillo y que no deja espacio para grandes novedades. Cuenta con el héroe habitual de la función, cuyos movimientos y estrategias rozan la perfección, restando interés al desarrollo de la trama. 

Cuenta con una banda sonora acertada para este tipo de producto italiano, pero que no llega a ser memorable. Algo que también ocurre con las interpretaciones y enfrentamientos a mano armada de la película. Hay armas, disparos, polvo, arena, pero todo demasiado embarullado.
En el reparto podemos ver a algunos de los habituales del spaghetti western como: Craig Hill, George Martin (El retorno de Clint el solitario, Pasos de danza sobre el filo de una navaja) y Fernando Sancho (La diligencia de los condenados, Judas…¡Toma tus monedas!), acompañados por el español Sancho Gracia.

A la película le falta garra, emoción y verdadera intensidad, todo fluye con la misma facilidad que se olvida. No existe un verdadero reto intelectual para el espectador, lo que reduce el interés de la trama.
Cazador de recompensas se convierte en un pequeño ejemplo Spaghetti Western prescindible, como muchos de los que salieron en pleno auge del género. Dejará satisfechos a todos los que tengan ganas de ver 



0 comentarios :

Publicar un comentario