27 oct. 2015

Escapa de ella

Pobre e insulsa producción que intenta compaginar humor y acción en una entupida e insostenible trama en la que dos hombres se ven involucrados tras llevar a cabo un robo. 

Todo lo que ocurre a lo largo de la trama se antoja forzado e insostenible, ni siquiera la presencia de John Cusack (Identidad1408Medianoche en el jardín del bien y del mal), y Thomas Jane logra soportar semejante memez. Puede que el término sea duro, pero es el término más respetable que se puede emplear ante semejante bodrio. La calidad visual e interpretativa del conjunto de lo que podríamos denominar película de tarde de sábado roza la broma absoluta, los planos en el interior del vehículo dejan en evidencia la calidad del producto que está contemplando el espectador puesto que emplea técnicas de los años 50.




El argumento se antoja demasiado forzado y las secuencias de acción no llegan a ser memorables, lo único que consigue entretener son las peripecias y luchas de los dos protagonistas, pero poco. Los dos intérpretes protagonistas muestran la crueldad del paso del tiempo y ninguno de los dos ofrece su mejor imagen, destacando la desmejorada imagen de John Cusack, al que se le nota excesivamente el paso de los años. Normalmente Cusack suele ofrecer trabajos interesantes pero, de un tiempo a esta parte, parece empeñado en echar por tierra su carrera profesional, participando en productos de cuestionable calidad como, Fuga al límite




Todo resulta forzado, incluyendo las situaciones que van viviendo los protagonistas e incluso el humor peca de ser demasiado evidente y simple, como si el guion lo hubieran realizado dos amigos de colegio seguidores de un humor chabacano y mediocre. 


La película no logra cumplir su objetivo, no entretiene ni hace pasar un buen rato, se hace plomiza y verdaderamente insoportable, dan ganas de que el tiempo pase lo antes posible y de llegar a los créditos finales de semejante broma que intenta jugar con el cine de acción de parejas cómicas, pero que se queda a medio camino de la nada. Totalmente prescindible.

0 comentarios :

Publicar un comentario