19 oct. 2015


Cine de entretenimiento puro y duro


Relato de venganza producido y servido para el lucimiento de su intérprete protagonista, Burt Reynolds, en una trama sencilla y fácil de seguir que dejará satisfecho a los seguidores de este tipo de producciones pasajeras y carentes de grandes pretensiones.

Tenemos a Reynolds como reclamo comercial en una trama de venganza que permite al intérprete incrementar su fama de tipo duro. La película ofrece momentos de acción, donde los coches se convierten en verdaderos protagonistas, con eternas persecuciones y arriesgadas conducciones.

Las interpretaciones del reparto son muy discretas y no llegan a resultar verdaderamente destacables. Como anécdota cabe mencionar la participación de Bo Hopkins en la misma, pero poco más.

La película tiene aroma a cine de los años 70, con el estilo visual propio de la época y ofrece cine de entretenimiento puro y duro. 

0 comentarios :

Publicar un comentario